Entrevista traducida a Ron Kravitz en The Handpan Podcast compartida por Handpan Community United.

Entrevista a Ron Kravitz handpan

En éste artículo se traduce una entrevista realizada recientemente por Sylvain Paslier, player y persona muy activa en el mundo del Handpan en Estados Unidos, a Ron Kravitz, uno de los primeros distribuidores de Panart en aquellas primeras épocas donde todavía la compañía funcionaba de esa manera, en su Handpan Podcast donde publica temáticas relacionadas con el Handpan habitualmente, y que podéis escuchar en su formato original arriba.

Esta entrevista está incluida en la página de Handpan Community United, en la sección de recursos, con la intención de que cualquier persona pueda ir escuchando de primera mano relatos de los comienzos de Panart por personas que lo vivieron en primera persona, y que puede ayudar a entender el proceso de cambio de pensamiento de la empresa en cuanto a la replicación del Hang y entender quizás un poco mejor los procesos legales por los que el mundo del Handpan está pasando ahora mismo, y de los que te puedes informar en castellano en la sección de documentos técnicos de ésta web.

Una entrevista muy interesante, especialmente para los que llevan mucho tiempo inmersos en el mundo del Handpan, ya que además de proporcionar información de primera mano en cuanto a los pensamientos de la compañía en aquellos tiempos sobre la distribución y gran éxito de su creación, relata anécdotas muy interesante sobre nombres tan resonantes en la comunidad como el fallecido y tan apreciado Dante Bucci, o Danny Sorensen, y alguna otra relacionada con las triquiñuelas que usó para quedarse con uno de los primeros Hangs de segunda generación que hoy en dia es casi imposible de encontar.

La traducción es quizás en partes algo dificil de seguir cuando Ron habla, pero desués de haber leido la transcripción completa y haber escuchado el podcast completo para realizar la traducción, es debido a que es una conversación seguida y sin cortes, y Ron va saltando de recuerdo en recuerdo, de anécdota en enécdota muchas veces sin hilo conductor y con algunas pausas y saltos, probablemente debido a que éste tipo de podcasts tienen una duración concreta y es dificil resumir con coherencia tantos años de historia personal cuando no se está acostumbrado a que lo graben, y es por eso que la traducción en ocasiones no es literal, si no enfocada a seguir el hilo de cada asunto y poder entender de que habla. A pesar de ello, es una lectura muy interesante para la vieja escuela, y definitivamente curiosa para los recién llegados.

ENTREVISTA

Entrevista a Ron Kravitz handpan

Sylvain: Hola, soy Sylvain. Y este es el Handpan Poscast. Tengo que empezar este episodio con una breve anécdota. Hace unos meses, me lesioné la espalda. Así que encontré un quiropráctico para ver si eso ayudaba. Entré por la puerta, la charla habitual, y el quiropráctico me preguntó qué hago para trabajar. Así que empecé a describir los Handpans y ella me detiene y dice

" ¿es como el Hang? y yo como, espera, ¿cómo sabes tú...? Y ella comienza a decirme, bueno, tengo otro paciente que solía venderlos. Espera...le digo...¿de verdad?"

Y lo fue, era Ron Kravitz, el invitado de hoy en el podcast. Y en un momento, entenderás qué loca coincidencia fué porque Ron es una figura histórica en lo que más tarde se convertiría en el arte del Handpan tal como lo conocemos hoy. En este episodio, descubrimos secretos del pasado y compartimos historias no contadas sobre el hang y sobre PANArt, no basadas en rumores, sino a través de la lente de las experiencias de primera mano de Ron.
Sé que PANArt ha sido un tema polarizador en el mundo de los Handpan, especialmente en este momento. Y el objetivo de este episodio no es lanzar una agenda determinada o hacer una declaración, porque creo que las historias que estás a punto de escuchar hablan por sí mismas. Si tienes curiosidad por conocer la historia temprana de esta familia de instrumentos, los Handpans, disfruta de esta fascinante conversación con Ron Kravitz.

Sylvain: ¿Listo?

Ron: estoy listo.

Sylvain: Bien. Bueno, Ron Kravitz, no creo que sea una exageración decir que tu nombre es legendario entre los primeros players de Hang y Handpan en Estados Unidos. Una leyenda, una historia del pasado. Eso es lo que eras para mí hasta que nos conocimos hace unos meses, de la manera más inusual debo agregar, pero es realmente increíble poder sentarme contigo y hacerte todas estas preguntas, porque hay muy pocas personas que estaban allí en las primeras etapas de esta forma de arte. Así que es una alegría tremenda poder finalmente hacer que esto suceda. Gracias por estar dispuesto a estar en el Handpan Podcast. Permíteme comenzar con esto para las personas que no te conocen, ¿puedes decirme cuál fue tu papel en PANArt?

Ron Kravitz handpanRon: Claro. Me convertí en el único representante de PANArt en EE. UU para vender Hangs a la población de EE. UU. Fué así porque había una tienda antes que yo y estábamos vendiendo al mismo tiempo, pero la razón por la que la tienda perdió el favor de Felix y Sabina fué porque estaban vendiendo la escala pentatónica en C y F. Al principio, PANArt solo tenía 15 escalas. Cuando yo subí a bordo, tenían hasta 30 o 45. No tenía sentido. Yo no entendía todo esto, ya sabes, recien empezando. No sabía la historia ni nada, pero en aquel entonces tenía sentido para ellos vender solo dos escalas en una tienda cuando tienes otras 45 disponibles, pero desde el punto de vista de una tienda minorista, no puedes tener 45 instrumentos, financieramente tiene que tener sentido, por eso ahí es donde ellos lo dejaron. Y a medida que PANArt crecía, llegué en el momento adecuado. Si.

Sylvain: ¿Qué te inspiró a convertirte en su distribuidor? ¿Cómo empezó todo eso?

Ron: ¿Qué me inspiró a convertirme en su distribuidor? En esencia, reconocí la mina de oro tonal instrumental que este instrumento tenía, en cómo me estaba afectando a mi. Así que tengo que retroceder un poco. Hay muchas historias que cuentan esta parte primero. Ya sabes, soy parte de una organización llamada música para la gente desde hace muchos años, desde 1988, la cual fue creada por el violonchelista David Darling cuyo renombre inicial fué por ser el violonchelista en el concierto de invierno de Paul, una banda que tocaba con ballenas y Lobos, hay grabaciones, y música para la gente, somos principalmente una organización de los Estados Unidos, basada principalmente en la costa este. David daba conciertos en la costa oeste y otros lugares. Es bastante conocido, el violonchelista de Maverick, David Darling, y finalmente el violonchelista ganador del premio Grammy David Darling.

Una vez tuvimos un taller, en Immaculata, Pennsylvania y la música para la gente es una escuela de improvisación. Supongo que fue el año 2000, debe haber sido finales de 2001, 2002, en algún momento de esa época, era el último día de un taller. Y David dice: "Ron, mira esto". Veo una bolsa amarilla, amarillo brillante con una especie de punto negro en la parte inferior. Bueno, y era este instrumento con forma de platillo volante. Y lo toqué brevemente porque todos nos íbamos, se acababa el taller. Y pensé " Oh, eso es algo agradable". Me gusta sabes, me gusta. Soy un gran fan de los tambores de lengúeta. Tengo, no sé cuál era el recuento en ese momento, pero sé que en algún momento tuve 24 tambores de lengúeta. Muchos de ellos hechos por Michael Thiele a quien considero los mejores artesanos que hacen tambores de lengüeta, tambores de lengüeta melódicos y melódicos de madera, similar, pero no es de metal.
Pasaron al menos tres meses. Teníamos otro taller en Bryn, Athen, Pennsylvania en la universidad de la nueva iglesia. Uno de nuestros graduados es el director del vicedecanato de asuntos estudiantiles. Estabamos en este hermoso edificio nuevo de bellas artes, con techos de 30 pies de altura. Era el comienzo y de hecho enseñaba yo esa semana y era viernes. Y entonces ví esa bolsa amarilla, ya sabes, como uno de los instrumentos que había sobre la mesa, porque al igual que todos, yo suministraba instrumentos de percusión de mi enorme colección de instrumentos, que siempre lo he hecho, ¿sabes? Y yo dije, podría intentar tocarlo. Y empecé a tocar eso. Debían ser alrededor de las ocho de la mañana. El taller comenzaba a las nueve. Estaba intrigado. Y no estaba logrando el sonido, pero estaba muy metido. Mary Cornish, que era otra persona que tenía el Hang, me oyó luchando con ello y me dijo, hazlo así. Así hice, y ya no quería hacer otra cosa. No quería enseñar este fin de semana. Solo quería tocar eso. Tenía que hacerlo, cada descanso que tuve, volvía y lo tocaba.

El taller terminó y pregunté, David, ¿puedo tomar prestado esto? Él dijo, Ron, lo siento, pero tengo un concierto el miércoles. Y no puedo, pero aquí está la información de contacto para comprarlo. Ya sabes, vendo un djembé aquí y allá. Estoy dirigiendo trabajos de percusión en mi casa, música para la gente, talleres, clases de batería africana. Y vengo de dedicarme a una tienda familiar de regalos. Las ventas minoristas están en mi vida. Vendía cosas y estaba en ese entorno, me encanta trabajar con los clientes, pero nunca me gustó nada de lo que vendía en ese mundo convencional. Siempre me he considerado no convencional, no tan conservador en formas. Pero cuando toqué el Hang, reconocí que me gustaba demasiado. Así que le envié un correo electrónico a este tipo llamado Felix Rohner el lunes, el taller terminó el domingo. Y dije algo como, me encantaría comprar uno de sus instrumentos.David Darling y Mary Cornish de Music for People me lo presentaron. Y simplemente me encanta cómo suena. Y por cierto, también vendo instrumentos y me encantaría vender el tuyo. Recibí una respuesta por correo electrónico que decía, podemos enviarle un instrumento de su elección. Y era la escala frigia que tenía David. Entonces eso es lo que quería. Eso es lo único que conocía, y dijeron que su escala frigia costaría tanto, pero el precio de venta de los instrumentos sería de $ 180. Dijo, "díganos qué le gustaría, cuántos le gustaría para su pedido". Literalmente, mi boca se abrió, como ¿qué está pasando? No soy nadie en el mundo de la venta de instrumentos. No tengo tienda. Vendo desde mi casa. Simplemente lo asimilo.

¡Vaya! Y en algún momento lo llamé y me presenté. En algún momento dije, quiero ir a visitaros. Les encantó eso, que quería tomarme el tiempo para visitarles porque no recuerdan que el otro comprador haya hecho eso. No lo recuerdo, pero él, ambos tuvieron una buena sensación por que yo quería ir a visitarlos. Así es como empezó. Y, de nuevo, me quedé impresionado porque no tengo más credenciales que las de decir que vendo. Y lo hago. Vendo un djembé aquí y allá. Vendo un tambor de lengua aquí y allá, pero no me sustento haciendo eso. Estoy en este otro mundo.Bueno, en realidad estaba ya fuera del mundo de las tiendas de regalos. Dejé el negocio familiar. Y creo que llevaba ya dos años fuera de ese negocio familiar por varias razones. Dejé ese mundo. Y ahora estaba buscando sostenerme desde y en cualquier medio musical que entrara en mi esfera para probarlo. Asique sabía que esta era la oportunidad, no tenía que pensar en ello.

Tha handpan podcast Ron Kravitz interviewEl precio de venta original era de 345 dólares. Ese fue el primer año. Si no me equivoco, sé que hubo el salto a 400 en alguna momento. Sé que hubo un punto de $ 550. Y luego las segundas generaciones, las estaba vendiendo por $ 1,500. Y recuerdo que mi primer pedido fue de 12 instrumentos. Un tipo compró tres. Utilicé mi lista de amigos de la percusión porque soy percusionista y vocalista. Así es como yo musicalmente me identifico. Y yo, ya sabes, les dije a mis amigos, mirad esto, mirad las posibilidades, y dijeron que a por ello.

Así es como empezó. Y en algún momento de ese período, compré mi billete de avión y recuerdo haber volado a Ginebra, que no es Berna, y no es el otro aeropuerto más cercano. Olvidé por dónde entraría. Pero volé a Ginebra porque eso es lo que estaba disponible en ese momento para que pudiera entrar durante este período de tiempo, nunca había estado en Europa antes y Felix me recibió en el aeropuerto y tomamos un tren juntos a Berna. Y luego recuerdo que condujimos en su coche y fue muy cálido y acogedor, muy amigable. La Hang House estaba ubicada en el río en ese momento. Esas fueron las raíces de los comienzos de cómo sucedió todo. Y luego hay una evolución de historias, de alguna manera me sentí muy cómodo, privilegiado, como si no me pagaran directamente con dinero. Me pagarían en Hangs. Creo que había una cierta cantidad. Quiero decir, olvido cómo funcionaba la ecuación, pero sé que tal vez fue una cierta cantidad que me salió gratis. Y luego la otra cantidad que tendría que comprar y lo que vendiera, ese era mi ingreso. Y luego les pagaría, ¿sabes?

Sylvain: Es un trato interesante.

Ron: Sí.

Sylvain: No es convencional.

Ron: No es convencional, pero también, chico, es, es la moneda que estaba buscando. Te diré. Si. Se convirtió en moneda instantánea, casi instantánea, especialmente a medida que pasaba el tiempo.

Sylvain: Correcto. Porque, ¿cuánta demanda había, especialmente antes de las redes sociales? ¿Cuánta demanda había para el Hang? ¿Cómo te encontraba la gente? ¿Cómo te diste a conocer?

Ron: Tenían un sitio web en ese momento. Y luego tuve mi sitio web, musicinthemoment.com. Así que creo que tenía algo en mi sitio web y Panart me tenía en la lista. Creo que enumeraron quiénes eran sus distribuidores en todo el mundo. En ese momento, finalmente había 14 distribuidores en todo el mundo, no había muchos. Y luego, esa otra compañía se fue, ya sabes, me enviaron una carta diciendo, "hemos decidido que nos gusta cómo estás trabajando con nosotros". Por eso nos gustaría que fuera nuestro único distribuidor. Y eso fue como una celebración. Yo amaba el instrumento. Nunca me ha conmovido un sonido de esa manera. Y era tan especial y las personas que lo escuchaban, estaban tan cautivadas. La gente de la percusión, la gente de la música quedaba instantaneamente cautivada. Pero los primeros años no hubo una exageración de ventas. Fué lento en cierto modo.

Estaba vendiendo un instrumento musical pero también lo llamaban obra de arte. También lo llamaban escultura sonora, pero era un instrumento musical. Los recogía en el aeropuerto internacional de Filadelfia, y podían ser aerolíneas continentales. Podría ser una de las muchas aerolíneas diferentes y luego tenía que ir a la aduana. Y siempre era un viaje ir a la aduana y asegurarse de que todo estaba bien. Siempre me sentí un poco nervioso por eso, ya sabes, pero luego, está bien, pasas y luego conduces tu coche. Conducía una camioneta en ese momento y tal vez los edidos eran de 12 cajas, ¿sabes? Y luego, mi pedido más grande fue de 37 instrumentos a la vez. Y tal vez eso fue, fue el año 2006, 2007. Sorprendentemente, todos cabían en mi furgoneta. Sabes, yo era un empaquetador maestro, de la experiencia de negocio familiar de regalos. Yo era un crio a los 12 años. Y trataba de encontrar algo en el almacén trasero y decía: "Oye, papá, no hay más habitaciones. Encuentra un espacio para ello." Y volvía. Y él decía "mira, así es como lo haces. Mueve esto." Para mi era como un rompecabezas gigante del espacio. Siempre me ha gustado encontrar espacio para las cosas. Así que sabía cómo encontrarlo aquí, incluso si tuviera que poner algo en la parte superior del techo, pero no creo que tuviera que hacer eso con esto, pero de alguna manera todo funcionó y llegué a casa.

Hice algunos dólares en el pasado con mi negocio familiar y pude comprar una casa y una casa muy poco ortodoxa. Esa es otra historia sobre mi casa. Pero en el sótano estaban ahora estas 37 cajas de Hangs, recuerdo que en ocasiones estaban vendidos antes de que llegaran, 34 ya se vendieron de esos 37 antes de que fueran, ese fue un año que se vendían por 1500 dólares. Por eso para mi Hang es solo otro nombre para la moneda en ese momento. Así que yo, el año que dejé el negocio, estaba ganando como $ 58,000. Es lo máximo que he ganado en mi vida. Ya sabes, de nuevo, hay historias sobre empresas familiares y esas cosas. Al año siguiente, cuando me fui, mostré $ 8,000 en mis impuestos. De tener la libertad de tomar la decisión intencional de dejar el negocio familiar por el mundo de la música y mirar y aprovechar cualquier oportunidad que se me presentara, el primer año fue un desafío. El segundo año, creo que fue cuando llegó el Hang y yo dije: "Vaya, voy a vender este bebé y no voy a tener problemas para hacerlo."

Entonces, um, cambiaré a otra historia. Es parte de la historia de Dante Bucci. Um, Dante tiene mucha gente en el mundo de Hang que recuerda que era una persona notable, joven, talentosa, y que falleció trágicamente. Pero antes de que todo eso sucediera, Dante no estaba en mi lista para adquirir un Hang. Había un oficial de policía en Nueva York que era el último de la lista. No recuerdo el nombre. Tuvo un problema financiero y tuvo que cancelar su pedido. Dante fue el siguiente. Recuerdo que llamé a Dante Bucci y le dije: Oye, tengo buenas noticias para ti. Y hubo como una celebración.

Recuerdo que aquí estaban estos 34 instrumentos más o menos, todos los instrumentos, las cajas y los instrumentos estaban colocados en la parte superior. Y llamaba a gente de todo el mundo y algunas personas ya tenían una idea de lo que querían, pero la mayoría no, asique tocaba para ellos por teléfono. Entonces tocaba por el altavoz y decía, está bien, ¿puedes decidir asi? Y así es como vendía estas cosas. Es asombroso. Y Dante era local, ya sabes, suburbios de Filadelfia. Um, entonces se acercó a decidir. Sé que él consiguió uno y sé que tuvimos otro. No recuerdo si consiguió dos al mismo tiempo. Es posible que en realidad haya obtenido dos al mismo tiempo. Y, sabes, tenía este pensamiento, tenía esta regla de que, ya sabes, quiero darles a todos una oportunidad. Entonces no lo tengo tan claro en esto, cómo fue todo eso, pero sé que eventualmente obtuvo una segunda esala, si no esa vez. Y luego formamos una banda entre yo, Dante, mi colega Lynn Miller de Music for People y mi querida amiga, Natasha maravillosa percusionista. Y todos cantamos, Dante era un músico talentoso. Quiero decir, realmente dotado. Y tocaba dos a la vez y tenía estas composiciones. Y entonces nos llamamos Stereo Shruti Hanghang, soy distribuidor de cajas Shruti también. Soy el representante en EE. UU de la empresa en Alemania. Y luego me convertí en el representante estadounidense de una empresa, los M-1 del Reino Unido con Stefan Cartwright y son instrumentos de muy alta calidad. Asíque estabamos tocando a las dos mayores fusiones de tesoros, un hang con una caja Shruti, formando este sonido dron. La caja Shruti es un pariente del armonio, pero no tiene teclas. Antes de los alemanes, eran tradicionales y tenían pomos en la parte superior, no había escalas cromáticas. Y luego se introdujeron las escalas cromáticas. Y luego salieron los pedales para él, así que solía tocar el Handpan con una mano y un Shruti en una mesa en la otra, y podía manejar eso, pero nunca pude tener mis manos libres para tocar ambas. Eso es lo que se siente, y eso eventualmente cambió cuando salió el pedal y es como, ah, Dios, estos son los regalos de Dios. Si.

Sylvain Paisler entrevista Ron Kravitz handpan

Sylvain: Y fue hecho por Richard de Sounds Inspiring en Holanda. Correcto. Es gracioso porque a pesar de que tú y yo nos conocimos recientemente, hay tantas personas en nuestras vidas que tenemos en común, como hace un par de días. Danny Sorenson me recordó que te compró un Hang y experimentó exactamente lo que describiste. Estabas tocando diferentes afinaciones para él y así fue como eligió por teléfono. Y luego, obviamente, Dante, uh, sí, hay muchos nombres que son familiares. Um, sí, estoy seguro. Uh, Rusty James , eh, Richard Saggio, estas son todas las personas a las que vendiste. Um, y hay personas fuera de EE. UU. Que también te conocen, porque hay un momento en el que PANArt dejó a todos sus distribuidores excepto dos.

Ron: Bueno, los dejaron a todos. Y luego nos trajeron a David Cates y a mí de Canadá de regreso, dijeron que acababan de desarrollar la segunda generación y tenían esta idea de cómo querían ofrecer eso.

Sylvain: ¿Cómo fue la evolución del Hang? ¿Cambió la cultura o la filosofía, sintió que algo de eso se movía en una dirección específica?

Ron: No necesariamente, pero hay un recuerdo, un vago recuerdo de que sabían que podían hacer un mejor instrumento. Y cuando se corrió la voz de que estaban, ya sabes, supongo que todos los distribuidores recibieron una carta o un correo electrónico, y dijeron, queremos desarrollar, sabemos que podemos desarrollar esto. Y lo hicieron, ya sabes, esas primeras generaciones que tenían, solían calentarlo con un soplete en su pequeño cobertizo, en Hang House. Y eso era la parte del trabajo de Sabina. Cuando surgió la segunda generación, crearon nuevos instrumentos para trabajar con ellos. Y creo que era un horno de cuatro niveles donde podían hacer cuatro instrumentos a la vez, obtener las conchas en forma cruda, y cada uno tenía su habitación, que probablemente hayas visto. Si. Y tenían sus cascos puestos y estaban martillando todo el día. Tengo un video en el que me dijeron que podía grabarles afinando. Así que no lo he mirado en años. Quiero decir, muchos, muchos años, pero todavía existe, pero es íntimo, ya sabes, es una pequeña interacción entre nosotros, pero es verlos martillar yendo de una habitación a otra, mirando la arena de colores en los instrumentos, lo cual era fascinante.

Estaba muy por encima de mis conocimientos. Soy un músico, pero no soy un científico. No soy físico. Y recuerdo que Felix me hablaba mucho, y yo solo negaba con la cabeza. No podía entender a dónde se iría y lo llamaba la Hangosfera en conversación. David lo hizo mejor, porque David realmente era músico de músicos. Yo nunca aprendí esas cosas. Ya sabes, yo tocaba desde los sentimientos y por eso me encantaba el hang como un intérprete de sentimientos. Lo siento, miraba las notas y no sabía qué combinaciones iban con otras combinaciones y siempre era un placer vender el instrumento. Finalmente me estaba sustentando a mí mismo, lo cual no es algo fácil de hacer cuando estás solo y eres músico y tienes habilidades, pero no soy un músico de élite o que pueda tocar en los clubes. No me gustaba esa vida. El momento en que hice eso en mi vida, de todos modos, no me gustaban esas horas tardías.
Así que ahora podía tener mi pastel y comerlo también, por la alegría que la gente obtendría al recibir esto, placer absoluto, ya sabes, y hacer conexiones con la gente como con Danny Sorensen. Recuerdo esos primeros días cuando, después de que terminara de vender el Hang, él se comunicaba conmigo para ser parte de, ya sabes, estas primeras reuniones de Hang. Nunca pude. Estuve involucrado en otras cosas. En el momento siempre estaba fuera, pero siempre agradezco que lo hiciera, yo era una de las primeras personas a las que preguntaba, Dante pudo llegar a muchas de esas cosas. Y su nombre ahora estaba ahí fuera. Voy a la deriva de una historia a otra, ya que tengo estos recuerdos, ya sabes, de aquí. Oh si. Eso, ya sabes, pregúntame algo más.

Sylvain: Sí, está bien. Estoy seguro de que genera muchos recuerdos.

Ron: Mucho.

Sylvain: Transición al bombo publicitario o al momento en que el hang se volvió viral y lo que eso significó en tu mundo. Sé que tienes una historia sobre el Hang más caro que se haya vendido en eBay. ¿Cuál fue ese número de nuevo?

Ron: Uh, $ 23,000 que recuerde.

Lo máximo por lo que yo vendí un Hang fue $ 2,400 de PANArt. Pero incluso antes de ese momento, la gente, comenzaba ya a ver estos precios 3000, 5,000, 10,000 y más. Así que había un amigo mío que tiene dos hijos y me compró un Hang de primera generación, que estaba entre ese primer lote a $ 345. Y él me dijo, necesito dinero. Tengo que vender mi Hang. Um, necesitaba dinero para algo. No recuerdo cuál fue la circunstancia. Entonces, a través de una conexión suya, un tipo en Europa, de Francia, quería comprar este instrumento por $ 15,000. Y lo hizo. Mi amigo dice que llegó en su jet personal desde uno de sus castillos en Francia. Así es como recuerdo la historia. Y él sacó el dinero como si fuera calderilla, aquí tienes $ 15,000.

Sylvain: Vaya.

Ron: Eventualmente tuvo otro Hang.PANArt tuvo muchos problemas con la gente que lo vendía. Comprensiblemente. Si. Si. Cuándo se volvió viral, nunca podrían satisfacer la demanda. Siempre se consideraron artesanos. Entonces en su forma de pensar, si se desea que se repare un Hang, devuélvalo.
Fueron muy generosos. Fueron extremadamente generosos conmigo al alojarme en su casa. Yo recuerdo que Felix me alojó en su casa. Su esposa estaba allí, eh, sus tres hijos, niños pequeños. Y tomé la habitación de su hijo mayor, su apartamento al otro lado, vivían en este, cómo lo llamarías, supongo que lo llamarías un desarrollo de co-vivienda, algo así, o su versión de un condominio y caminar mucho. Después volviamos a casa caminando desde la Hang House hasta este lugar, Felix y yo íbamos juntos y luego aprendí la ruta, para poder regresar por mi cuenta. Y yo solo, solo sentí su generosidad conmigo, comiendo juntos. Comíamos en su casa, nos sentábamos a la mesa. Y comimos mucho queso. Recuerdo haber comido mucho queso y, siempre me trataron, con amabilidad y respeto y entonces sucedió lo viral.

Me decían que recibían al menos 50 correos electrónicos al día. Me costaba creerlo, pero cuando David y yo fuimos allí, nos dejaron ir. Luego nos trajeron de regreso para vender Hangs a la comunidad mundial. Se tomaban un descanso todos los años para descansar, Félix y Sabina. Y entonces nos trajeron de regreso y habían hecho, creo que eran 90 instrumentos que venderían. Y era nuestra responsabilidad vender a Europa, hacer las ventas, contactar a esta lista de personas. Y eso es lo que hacíamos empezar temprano en la mañana, llamar a la gente y decir, sí, ¿tienes una cita para venir?Tantas como hasta siete citas en un día. Y se nos acababa en tres días, dos días, tres días y la gente estaba furiosa. ¿Qué quieres decir? ¿Estás agotado? Llevaba meses esperando. Así que decidieron que subirríamos el nivel a 190 instrumentos. Así satisfaceríamos parte de esa demanda.

Y durante este tiempo, David y yo fuimos testigos de la extraordinaria cantidad de correos electrónicos que llegaban, que nos inundaban. Esto era todos los días que recibían 50 o 60 correos electrónicos al día, para solicitudes. El Papa nunca pidió un Hang, o el Dalai Lama que yo sepa, pero tenían los más altos elogios y la bondad de personas que sirven a muchas personas, querían este instrumento. Vaya, gente muy alta y todo tipo de niveles de gente. Correcto. Pero no pudieron satisfacer la demanda. Y no era algo de lo que te gustaría hacer copias, producir en masa. Simplemente no puedes hacerlo. Solo podían hacer ciertaq antidad. La gente estaba enojada. Recuerdo que la gente estaba enojada y pensaba que estaban tratando de acapararlo. Y desde mi punto de vista, no era el caso. Es solo que solo podían hacer cierta cantidad. Y por qué contratas a personas para que lo hagan? Había dos o tres historias que Félix me había contado que habían traído de regreso a algunas de las personas de los días anteriores cuando estaban haciendo su material Pang. Y simplemente no funcionó. Esas personas nunca aguantaron el tiempo suficiente y tal vez alguien más lo intentaría, pero la conversación se volvió más sobre: si comenzamos a enseñar, entonces no tenemos tiempo para hacer instrumentos. Y luego la gente se enoja con nosotros por no fabricar instrumentos. Entonces fue como, no puedes ganar en esta situación.
Ellos solían decirnos, que desearían que alguien más desarrollara este instrumento. Todo era gratis. Todo estaba ahí fuera. Los documentos sobre cómo hacer el Hang desde el principio.Y creo que fue el festival de música de Frankfurt donde lo mostraron. Él tuvo conversaciones con Ellie Manette de West Virginia desde el principio. Y Ellie estaba impresionado. Recuerdo que Felix estaba un poco, no sé si la palabra está angustiado o no feliz de que hubiera alguien que había escrito algo sobre por qué se habían apropiado de un instrumento de otra cultura, de la esencia que estában tomando de este instrumento de Trinidad. Y Felix no pensó que estuviera haciendo eso. Pensaban que solo estaban agregando a algo posibilidades de creatividad, así es como lo veían y yo también. Pero había algunas personas en Trinidad que no se sentían así, no estaban contentas con la creación de este instrumento. Tampoco por lo que vale.

Sylvain: Entonces, cuando surgieron los primeros fabricantes de Handpan, Pantheon Steel, BELLArt, Spacedrum, Caisa, ¿cómo respondieron Felix y Sabina en ese entonces? Que es, ya sabes, hace 13 años.

Ron: Tengo la memoria clara de recordarlos diciendo en el pasado, "esperamos que alguien más desarrolle éste instrumento, así nos quita presión a nosotros". Pero luego cuando salieron estos instrumentos que mencionas a la luz, recuerdo, que no estaban tan contentos porque no lo estaban haciendo cómo lo estaban haciendo ellos. No era el mismo tipo de material. Ese es un recuerdo vago de una conversación...que era contraria a la opinión de que desearían que la gente saliera con un instrumento para quitarles la presión. No recuerdo muchos diálogos al respecto, pero eso es algo general. En algún punto de la línea, creo que cambiaron su punto de vista.

Sylvain: ¿Tiene alguna teoría sobre por qué o qué podría haber cambiado de opinión?

Ron: No lo se. No lo sé. Estaba fuera del negocio per se. Y cuando estaba en el negocio, siempre había un gran telón de fondo de una telenovela detrás de escena, especialmente para las personas que no podían adquirir sus Hangs y la gente estaba enojada con ellos. No puedo, no puedo asegurarlo, porque no lo seguí. Solo me interesaba tocar el instrumento, vender cuando lo hacía. No me importaban estas historias. No me importan esas cosas. Lo siento. Pero, no lo sé. Tal vez tengas una conversación con David en algún momento, él recuerda muchas cosas diferentes que son de esos tiempos. Porque él estaba aquí, estaba allí, David era un intérprete. Es un autor, es un músico, es un practicante de feldenkrais. Un ser humano maravilloso tiene muchas habilidades, pero fue su escritor. Entonces recibió comunicaciones que yo no recibí y tiene mayores recuerdos sobre algunas de estas corrientes de direcciones por las que fueron. Incluso después de que dejamos el negocio, bueno, nos fuimos al mismo tiempo. No sé si todavía lo usaban en esa capacidad y no lo sé, no estoy seguro. Si.

Sylvain: Sí. Tengo varios amigos que consiguieron su Hang a través de David, el distribuidor canadiense. Um, y tuvo la amabilidad de presentarnos. Y sí, me encantaría conocerlo o hablar con él y escuchar, escuchar sus historias también.

Ron: La primera noche de ese año icónico, el ultimo año que nos trajeron a David y a mí para vender Hangs a la comunidad, donde vino gente de todas partes del mundo. Creo que llegué un día antes que David y estaba en mi habitación y en la habitación del dormitorio ya sabes, todo lo que necesitas para una habtación, pero en la otra habitación es donde estában todos los Hangs. Y estaba un poco conectado por mi viaje. Y decidí ir a ver a los Hangs.

Sylvain: Sí, no es broma.

Ron: Y estaba muy cansado, pero sé mentirme bastante bien sobre algunas cosas, por mí mismo. Solo probaré algunos de ellos, ya sabes, estoy solo, y ahora me he abierto porque sé lo que estoy buscando y no puedo decirte lo que estoy buscando, pero se lo que estoy buscando cuando lo escucho. Si. Y encontré algo y tal vez algo más. Y probé supongo que fueron los 90 o 120 Hangs que se hicieron en ese momento, esa noche. Y estuve despierto hasta las 2:00 AM de la mañana, y encontré uno, pero encontré EL HANG, era este Hang en Re menor, y uno o dos que dejé a un lado eran similares a uno que tenía el año anterior pero con ocho notas en el círculo tonal en lugar de siete. Era exquisito.

Sylvain: Lo he tocado. Si. Puedo confirmar.

Ron: Sí. Esos instrumentos eran para que la gente eligiera, yo recibiría el mio al final ¿Ya sabes? Entonces, técnicamente, estos eran para que la gente los eligiera, bueno, y en este momento elegí ser codicioso. Dije, ¿sabes qué? Me lo debo a mí mismo. Y yo, tengo la ventaja aquí mismo. Así que lo escondí en el armario, en el armario de la ropa, porque no quiero a nadie más lo elija, ¿sabes? Y solo había uno. Entonces, al día siguiente, había una persona local, un amigo al que Felix y Sabina le daban un instrumento para que él pudiera venderlos. Recuerdo que era una relación un poco compleja y su cita era una de las primeras, si no la primera. Y ellos, a la mañana siguiente revisaron todos los instrumentos y uno de los amigos encontró uno, pero este tipo no pudo encontrar el suyo, que ya había examinado todo porque Félix le había dejado subir antes solo para comprobar las cosas. Así que tenía ojo. Él no podía encontrarlo, pero sabía cuál era. Lo sabía, no sé si realmente conocía el número. Puede que supiera el número. Después de pasar bastante tiempo mirando, me dijo que estaba buscando el que yo había escondido,y le dije "Oh, lo siento mucho. Vendí ese" y se fue. Y ya sabes, le ofrecí uno muy parecido y eso es con lo que se fue.

De ahí en adelante lo tocaba yo, pero siempre lo ponía de nuevo en la cama, y luego en el armario, pero un día lo dejé en la cama y allí había un amigo local que en realidad es un artista que actuaría. Y tenía una actuación con 3000 personas. Era vocalista y percusionista de renombre, no recuerdo su nombre. Revisó todos estos instrumentos, encontró uno que realmente le gustaba y casi se estaba yendo, cuando lo ve en la cama. "Oh, ¿cuál es ese?" Yo pensé, oh, oh, no guardé este. Olvidé esconderlo. Y el oh oh es porque sé que es el mejor Hang de la casa. Y lo toca y dice "este es el que estoy buscando".Y lo le dije " lo siento, ya lo he adquirido". Eso es. Entonces eso me llevó a hablar con Sabina y Felix, y esto es después de que toda esta gente está enfadada, ya que todo está agotado, teníamos 50 y 60 correos electrónicos al día, ahora ya estában realmente llenos. Pero decidieron hacer 190, un número adicional para llegar a 190. Eso es lo que recuerdo. Y además, Sabina hizo más de ese número 279, ese mismo tipo. Y esos fueron los últimos. Y esos fueron los últimos, porque la nota alta en esa escala, ya sea la C o la D, era ajustada y realmente tenía que trabajar duro y dejaron de hacer esa nota en esa escala en particular.

Sylvain: Es, es un instrumento fenomenal. Tiene lo mejor de ambos mundos, ya sabes, los tonos agudos de campana de la primera generación. Si. Pero también tienes los cálidos graves resonantes de la segunda generación. Te agradezco que compartas esa historia. Es encantador. Uh, gracias por tu honestidad. Y, sí, es un muy buen Hang. Estoy encantado de haber tenido la oportunidad de tocarlo.

Ron: Sí. David y yo solíamos sentarnos, tuvimos dos últimas cenas y en una, estábamos solos, y nos reiamos. Felix y Sabina, nos llevaban comida orgánica generosamente pagada con sus tarjetas de crédito. Eso fue parte de cuidarnos, de nuestro pago. Y esa última cena, tuvimos una especie de plato de pasta increíble y, y simplemente comenzamos a reírnos de la nada porque nos dimos cuenta de que teníamos el mejor trabajo del mundo en nuestras vidas. Simplemente nos reímos. Aquí estamos sentados en la cima del mundo y sabíamos que podía irse en cualquier momento por varias razones. Eso lo sabíamos. No es el puesto más permanente. Y pronto tendríamos nuestra última cena de despedida con Félix y Sabina. Nos llevaban a este lugar en algún lugar del campo de este país. Es un restaurante, pero no se llama restaurante. Se llama algo más para comida casera. Y, y discutiríamos nuestro futuro.

Sylvain: Oh, oh.

Ron: Y así fue, no recuerdo mucho de la conversación, pero en esencia fue, ¿vamos a continuar? Y ellos no sabían que iban a hacer todavía. Y luego, sin importar cuánto tiempo después, ambos recibimos nuestra carta diciendo que habían decidido que no, que iban a detener la distribución. Yo estaba triste y hace poco encontré una notable carta que le escribí a Félix. Creo que no sabía que lo tenía, está en un correo electrónico. Lo compartiré contigo alguna vez. Si. Pero en ella decía sentir gratitud y aprecio por cómo cambió mi vida. Literalmente desnudo mi alma en ella y pensé, wow, me había olvidado de esto. Y cuando lo estaba leyendo recientemente, pensé, este soy yo? y fue muy bueno, como esta parte de mi historia, me sentí bien.

Sylvain: Eso debe haberse sentido como el final de una era.

Ron: Estaba vendiendo la caja de Shruti, que era financieramente una miseria en comparación con lo que era en Panart, ¿sabes? Pero aprendemos a adaptarnos. No me arrepiento. Me había sido regalado. Hice lo que tenía que hacer. Y me llamaban de vez en cuando, si había algún problema con alguien en los Estados Unidos y tenía mis esperanzas, ya sabes, tal vez algo vuelva a suceder y el tiempo pasó y luego la gente comenzó a salir, ya sabes, fabricantes de Handpans. Y escucho sobre cosas y la vida sigue.

Sylvain: Sí. Es historia ahí mismo. Y es muy divertido revivirlo a través de ti. Y creo que probablemente sea un buen lugar para terminar. Ron Kravitz. Muchas gracias por compartir estas historias y la riqueza del conocimiento. Esto fue un verdadero placer.

Ron: Es un placer. Es un placer haberte conocido y conocerte y las veces que hemos tocado juntos, hemos tenido el placer absoluto de la experiencia cada vez. Las pocas veces que lo hemos hecho en el banco del parque de Wissahickon, ha sido maravilloso. Si. Sé que vamos a tener más. Y cuando el clima lo permita, cuando estos tiempos de COVID cambien, no puedo esperar para presentarte al resto de mi comunidad , tendremos estas reuniones y hablando de ti, ya sabes, sí. Podría ir más allá de las historias, pero sí. Gracias. Gracias por preguntarme sobre mi parte por lo que vale.

Sylvain: Ha estado genial. Gracias, Ron.

Ron: Sí.

Sylvain: Bueno, esta conversación con Ron vale mucho para mí. Entrevistarlo me hizo sentir un historiador de Handpan por un momento, pero justo después de que Ron y yo pasamos este tiempo comunicándonos con palabras, dejamos de hablar y nos comunicamos de una manera diferente a través de la música. Grabé esa jam. Hubo un momento especial y puedes verlo en las notas del programa de este episodio, si quieres en thehandpanpodcast.com. Bueno. Tengo que compartir contigo una historia más loca. Sucedió el día después de que Ron y yo grabamos esta conversación. Una mujer que vive a unos 10 minutos de aquí planteó una pregunta en Facebook. Su tía anciana ya no podía vivir sola y había sido trasladada a un asilo de ancianos de forma permanente. Y la mujer estaba revisando las cosas viejas de su tía. Entre los artículos de uso diario. Encontró esta extraña bolsa verde. Al principio, pensó que era una especie de pelota de ejercicios. Buscó en Google la palabra "Panart" bordada en la bolsa, lo que la llevó al grupo de Facebook sobre Handpans, donde preguntó qué era. Y entonces descubrió que en realidad estaba en posesión de una rara primera generación del Hang. Llegué a visitarla al día siguiente. Y con la ayuda de Ron, investigamos sobre la compra de su tía en 2005. Su tía se lo había comprado, lo adivinaste, a Ron Kravitz, y por $ 500. Bueno, en pocas palabras, pude adquirirlo de ella. Y después de que lo afine, en algún momento en el futuro cercano, prometí volver allí y tocarlo para su familia, lo que me hace preguntarme quién más tiene un Hang raro en su armario. ¿Correcto? De todos modos, eso es todo para este episodio del podcast handpan. Gracias por escuchar. Y te hablaré en el próximo.

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.